¿Hablamos?

¿Tienes una web YMYL y buscas asesoramiento?

Webs YMYL: ¿Cómo afectan los parámetros E-A-T a una web sobre salud?

 

Las webs YMYL pertenecen a una categoría especial para Google, una que el buscador vigila mucho más de cerca y a la que castiga -pero también premia- de una forma mucho más intensa.

Cada vez más personas acuden a internet para consultar todo tipo de dudas. Algunas son tan simples y poco transcendentales como identificar al actor protagonista de la película que están viendo o saber cuándo se publicó cierto disco de música para poner fin a una discusión de barra de bar. Sin embargo, esa costumbre de preguntárselo todo a nuestro ordenador o smartphone hace que también hagamos consultas mucho más importantes.

Entre ellas están todas las que están relacionadas con nuestra salud, como lo que se conoce popularmente como “Doctor Google” y que todos hemos hecho alguna vez: introducir nuestros síntomas en el buscador a ver si estamos malitos. Es más, con la situación actual estoy segura de que todos habéis buscado al mínimo estornudo los síntomas del COVID y su diferencia frente al resfriado.

De hecho, según el III Estudio de Salud y Estilo de Vida elaborado por Aegon, el 53% de los usuarios busca sus síntomas por Google. Aunque, de estos tan solo el 22% da credibilidad a lo que lee. Como nota, en 2019 las cifras eran muy superiores, el 70% buscaba información y, de estos, casi un tercio confiaba en lo que leía.

webs ymyl - busqueda de síntomas en internet

No obstante, aunque baje la credibilidad, sigue habiendo un alto número de personas que utiliza Google para buscar información sobre temas muy importantes para su salud y bienestar. Por eso, el buscador decidió tomar cartas en el asunto para controlar qué se dice, cómo se dice y desde que fuentes; buscando premiar a las webs que den una información fidedigna y castigando duramente las fake news, la información inexacta o los contenidos creados por personas sin un conocimiento de la materia.

¿Cómo te afecta esto si tienes una web de salud? En que tienes que tener especial cuidado con cómo estás trabajando tu web si quieres evitar una penalización. (como la Medical Update de 2018, por ejemplo) ¿De qué forma? En este post te lo explico empezando por definir qué es YMYL, siguiendo por los parámetros E-A-T y explicándote cómo mejorarlos en tu web del sector médico.

¿Qué es YMYL?

YMYL son las siglas de Your Money or Your Life (tu vida o tu dinero), identifican las webs que tratan contenidos sensibles a ojos de Google. Se consideran como tal porque influyen en la salud o bienestar de las personas (your life) o cualquier aspecto relacionado con sus finanzas (your money).

Es decir, todos aquellos que tratan temas importantes que pueden afectar a la vida de las personas. Por ejemplo:

  1. Temas relacionados con la salud y medicina.
  2. Todo tipo de asesoramiento de carácter legal.
  3. Asesoría financiera y consejos para hacer inversiones. Además de consejos para la administración de presupuestos.
  4. Datos sobre rutinas deportivas y cuidado personal como dietas, etc.

 

Temas YMYL

Google analiza con mucho más detenimiento este tipo de webs para verificar que su contenido sea veraz y resulte útil para las personas. Y, por supuesto, que no dé información falsa que pueda ponerles en riesgo.

¿Por qué? Un ejemplo que puso hace poco un compañero y me parece muy ilustrativo: “Imagínate que no existiese este filtro y una web supuestamente del sector de la salud dijese que beber lejía es lo mejor para adelgazar y apareciese en el primer resultado”.

¿Cómo afecta YMYL a las webs que tratan temas relacionados con la salud?

Una web del sector de la salud cumple las condiciones para ser considerada YMYL por lo que será revisada por Google con mucho más detenimiento.

Esto se traduce muchas veces en un proceso de indexación más lento ya que Google tendrá en cuenta el SEO técnico, el uso de keywords y los backlinks, etc y también analizará con mucha más calma el contenido y su calidad.

El criterio que utiliza Google para marcar si una web es de calidad o no son los indicadores incluidos en su Search Quality Guidelines. En concreto, se centra en tres puntos, lo que conocemos como parámetros E-A-T y veremos en el siguiente punto.

¿Qué son los parámetros E-A-T y cómo afectan al posicionamiento de una web médica?

E-A-T significa Authoritativeness, Expertise y Trustworthiness que se traduce como Autoridad, Experiencia y Fiabilidad (también puede traducirse como credibilidad o confianza). Para Google, estas tres claves son lo que permiten distinguir un contenido de calidad (que se merece puntuar alto en el ranking) de uno que no lo es (que merece una penalización). Pero ¿qué significa cada uno de estos indicadores?

  1. Experiencia: De la marca en sí (la clínica dental por ejemplo), de los profesionales que trabajan en ella y de aquellos que han redactado el contenidos. Es decir, que aquellos que hayan elaborado y revisado el contenido tengan la trayectoria adecuada para poder ofrecer una opinión acertada.
  2. Autoridad: De los creadores del contenido, se fija en que estos tengan los conocimientos, la cualificación y la autoridad necesaria para poder hablar de un tema concreto.
  3. Fiabilidad: Se asocia a la autoridad y a la experiencia, es la sensación de confianza general que ofrezca la web. Se fija en aspectos como que exista una coherencia entre toda la estructura y los contenidos, que se identifique claramente quién hay detrás de la web y la transparencia sobre el propósito de la página.

autoridad

¿Cómo mejorar el E-A-T en una web YMYL?

Personalmente opino que todas las webs deberían de prestar más atención a los parámetros E-A-T aunque para las webs YMYL contar con un E-A-T alto pasa de ser una recomendación a una obligación si aspiran a lograr un buen posicionamiento SEO.

Un buen E-A-T va más allá de tener una web optimizada para SEO, cuidar los backlinks y generar buenos contenidos. Aunque, por supuesto, estos factores son imprescindibles.

Estas son algunas claves para mejorar aún más tu page quality rating.

1. Los contenidos tienen que ir firmados

Me refiero especialmente a todos los artículos del blog aunque una idea muy interesante que me comentaron hace poco para e-commerce que vendan productos relacionados con salud como una farmacia online o una web de productos dietéticos y suplementos es ofrecer incluso recomendaciones dentro de la página de producto por parte de un profesional experto en el área.

En lo que respecta al blog, es imprescindible que la autoría esté clara y sea accesible para los usuarios. Una clave es asociar el nombre de la firma a una profesión: Doctor Fernández, especialista en dietética. Es más, podemos poner incluso el nombre y los dos apellidos para trabajar la marca personal del doctor.

Es este punto hay voces discordantes porque generalmente los médicos no van a redactar un post. De hecho, no tienen por qué saber redacción SEO; para eso estamos los redactores. ¿Debería entonces aparecer su nombre en el post? A parte de que es hacerle, con perdón, una guarrada al redactor no dejamos de estar engañando a Google. Por eso, una fórmula muy interesante es identificar al autor (redactor) y añadir como revisor a la persona con autoridad en el tema (el doctor).

2. Añadir referencias y compartir las fuentes

Al tratar información sensible es muy recomendable apoyar todos los datos aportados con referencias. Aportando, a poder ser, enlaces a webs de referencia del sector.

Aunque, muy importante, las fuentes siempre han de estar actualizadas y cuando enlacemos tenemos que asegurarnos de que lo estamos haciendo a una web con autoridad. Es preferible no incluir una fuente a enlazar por enlazar a un contenido desactualizado o de baja calidad.

Un buen lugar en el que encontrar fuentes con autoridad es Google Scholar.

google academico

3. Trabaja una url de quiénes somos o similar para ofrecer una información clara sobre la empresa

La sección de “quiénes somos” no solo genera confianza a Google porque le permite detectar claramente quién está detrás de la web sino que también sirve para ganar credibilidad de cara al usuario.

doctor who

Piensa, por ejemplo, en que acabas de mudarte a una nueva ciudad y necesitas un dentista. ¿Preferirías reservar una cita en una clínica que no te ofrece datos sobre sus instalaciones y personal o en una donde has leído toda su trayectoria, has visto fotos de las instalaciones y dentistas, casos de éxito, etc?

4. Consigue reseñas

Google My Business es un gran desconocido pero puede ser de muchísima utilidad para mejorar la confianza de tu web. Trabaja tu perfil y plantea estrategias que te permitan conseguir reseñas que, además, también podrás incluir después dentro de tu web.

Es muy importante mantener tu ficha actualizada y dar respuesta a los usuarios, tanto agradeciendo las reseñas positivas como contestando a las negativas.

Además de en Google My Business también puedes trabajar incluyendo tu web en otros índices similares del sector médico. Cuanta más información haya disponible online sobre tu empresa, mejor.

Las reseñas forman parte de lo que conocemos como estrategia de reputación online. Otra buena forma de trabajarla de forma adicional es a través de las redes sociales, para este tipo de negocios es muy recomendable contar con perfiles activos en redes que les permitan conectar directamente con la audiencia de una forma más inmediata.

¿Se puede fingir el E-A-T?

Una vez que tenemos claro que unos buenos parámetros E-A-T son la base para trabajar la estrategia SEO de cualquier web YMYL es común que nos preguntemos la forma o formas de conseguir que Google califique nuestra página como un dominio de calidad con el mínimo esfuerzo.

Una de las dudas más comunes suele estar en torno a los parámetros E-A-T, Google no ha aclarado totalmente cómo afectan al posicionamiento ni nos ofrece una validación visible y automática. Simplemente sabemos que cada vez que hay un gran update estos se refieren a la importancia de estos factores y nos remiten a sus Search Quality Guidelines.

Sin embargo, voy a remitirme a este artículo sobre las mecánicas del E-A-T de Search Engine Journal para explicar por qué no podemos falsear el E-A-T; especialmente en lo que se refiere a la parte de los autores.

Cuando empiezan a informarse sobre el E-A-T muchas empresas del sector de la salud se percatan de que es muy importante que sus post estén firmados y, a la par, que la autoridad y experiencia del autor es muy relevante. Sin embargo… Muchos de ellos no están muy por la labor de ponerse a escribir un post. ¿Solución? Contratar a un redactor SEO pero que el texto aparezca firmado por uno de los doctores de la clínica. ¡ERROR!

Ya he señalado antes que este tema me molesta bastante a nivel personal pero es que, además, Google no es tonto y sabe perfectamente quién es el autor de una web.

¿Cómo sabe Google quién es el autor de una web?

Google lleva trabajando mucho tiempo en la identificación de autores, concretamente en 2007 registró la primera evidencia con la patente Agent Rank. Esta, según fuentes de Google, sería capaz de potenciar el raking de una web identificando a los autores, editores, personas que comentan y revisores. Además, esta también contaba con la posibilidad de identificar a los autores tomando como referencia su firma digital.

Aunque podría detenerme más en este punto, digamos simplemente que las habilidades de Google en este aspecto han evolucionado mucho en los últimos años; llegando a la patente de marzo de 2020 Generating Author Vectors. Según la información que tenemos sobre esta patente Google sería capaz de identificar a los autores basándose en su estilo de escritura, ¡ojo!, incluso aunque el autor no haya firmado el texto.

Esto significa que Google sería capaz de crear un vector de autor que podría:

  1. Identificar a los autores.
  2. Hallar características y rasgos únicos sobre su estilo de escritura.
  3. Identificar otros autores con un estilo de escritura similar.

¿Qué significa esto y cómo nos afecta?

  1. Google sería capaz de identificar si estamos utilizando falsamente el nombre de un experto para firmar un artículo que no haya escrito.
  2. Google sería capaz de asignar la autoría a la persona que haya escrito el texto aunque su firma no aparezca, basándose simplemente en su forma de escribir.
  3. Google utiliza la información sobre los textos escritos por expertos para establecer un patrón sobre cómo debería de ser el estilo de escritura de un experto en cierto campo.

Por lo tanto y respondiendo sin rodeos a la pregunta de si se puede fingir el E-A-T: rotundamente no.

En mi opinión, la clave puede estar en asignar varias referencias a un texto; distinguiendo en primer lugar como autor al redactor SEO y como revisor a la autoridad sobre este tema YMYL. De esta forma contaríamos con una persona experta en la redacción en sí y una persona de autoridad versada en el tema que podría dar fe de la veracidad de la información. Estoy convencida de que la transparencia siempre ha de ser la mejor opción si buscamos caerle bien a Google.

Agencia SEO

¿Tienes una web YMYL y buscas asesoramiento? En Agencia SEO tenemos experiencia trabajando con empresas YMYL de todos los sectores: salud, legal, financiero, coaching y más.

Podemos ayudarte a plantear estrategias para mejorar tus parámetros E-A-T y lograr mejores resultados. También resolvemos crisis de reputación y penalizaciones de Google, podemos solucionar cualquier tipo de problema que esté afectando al posicionamiento de tu web. ¡Consúltanos sin compromiso y descubre qué podemos hacer por ti! ¿Hablamos?

10 + 5 =