¿Hablamos?

 

Contacto

Page Quality Rating, ¿cómo trabajarlo?

 

Cualquiera que se mueva dentro del entorno online -especialmente si trabaja estrategias de linkbuilding a menudo- está familiarizado con el concepto de “Page Quality Rating” o, en la lengua de Cervantes, “La calificación de calidad de la página”.

Su nombre no da mucho lugar a dudas, este concepto se refiere a la puntuación que le da Google a la calidad de nuestro dominio. En otras palabras, el indicador de si nuestra web le gusta o no.

Ahora viene la pregunta del millón: ¿Cuál es el objetivo principal de los SEOs? En realidad de estos y de cualquiera que trabaje online, gustarte a Google es primordial si queremos aparecer el top de resultados. Así que, por supuesto, contar con un buen Page Quality Rating tiene que estar dentro de nuestra lista de prioridades. A poder ser, subrayado en un color fluorescente y acompañado de signos de exclamación.

¿Cómo trabajar la calidad de página? En este este post te contamos cuáles son los factores más importantes que influyen en tu calificación y te explicamos en qué consisten las siglas EAT.

 

Factores más importantes

En primer lugar, hay dos pasos básicos a la hora de entender el Page Quality Rating. En un primer momento Google tiene que comprender cuál es el verdadero propósito de la página.

En este aspecto hay que destacar que si a ojos del buscador una web no ha sido creada con la intención de ayudar a otros o cuenta con un objetivo corrupto -busca fomentar el odio, producir daño a una persona o colectivo o engañar a los usuarios- siempre obtendrá la puntuación más baja posible.

Por otro lado, una vez que está claro que la web no cuenta con un objetivo negativo esta tendrá un Page Quality Rating en función de cómo de bien cumpla con su propósito. Situándose dentro de una escala que va desde Lowest (la más baja) a Highest (la más alta), incluyendo valores intermedios. Las valoraciones que puede recibir una web son las siguientes:

  • Lowest
  • Lowest +
  • Low
  • Low +
  • Medium
  • Medium +
  • High
  • High +
  • Highest

 

¿Y cómo funciona el ranking?

Google tiene en cuenta diferentes factores que se relacionan principalmente -pero no en exclusiva- con el contenido de la web analizada. Principalmente se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

  • Propósito de la página: Cómo de bien se adecua a su objetivo
  • EAT (Expertise, Authoritativeness, Trustworthiness): Ahondaremos más en este aspecto a continuación pero básicamente se refiere a la experiencia, la autoridad y la veracidad del creador de la web y/o del dominio en sí mismo.
  • Main content: Se tiene en cuenta tanto la calidad como en la cantidad de los contenidos.
  • Información sobre la web y sobre el responsable de crear el main content.
  • Reputación de la web y/o sobre el responsable del main content: En este caso lo más importante es contar con enlaces que ayuden a investigar su reputación.

 

Expertise, Authoritativeness, and Trustworthiness (EAT)

Cómo se ha destacado antes, el primer paso que sigue Google para calificar una web es determinar su propósito. Una vez que le ha quedado claro que una página ha sido creada con un objetivo beneficioso para el usuario, este pasará a analizar tres puntos esenciales a los que nos referimos con las siglas EAT (Expertise, Authoritativeness, Trustworthiness).

  • Expertise: Es decir, el grado de experiencia y conocimientos que tiene el creador del main content sobre la materia en cuestión
  • Authoritativeness: La autoridad tanto del creador del contenido como de la propia web analizada.
  • Trustworthiness: La credibilidad, es decir, si la web y su creador son dignos de confianza. Esto significa que tengan una buena reputación.

Es importante destacar que hay páginas con un alto Quality Page Rating de todo tipo aunque hay sectores como el científico y grados de profesionalidad -artículos escritos por periodistas de calidad- que favorecen esta característica.

 

¿Qué dice Google sobre las páginas con un EAT alto?

Destacamos algunas de las consideraciones que Google nos indica si buscamos tener una web con un EAT alto:

  • Los consejos relacionados con el ámbito de la medicina o la salud deben de haber sido creados por profesionales y organizaciones que cuenten con la formación adecuada. Además, deberán de ser actualizados, editados y revisados de forma regular.
  • Las noticias han de ser redactadas por periodistas profesionales y deben de contener hechos verídicos y presentados de tal forma que a los lectores les resulte fácil comprenderlos.
  • En lo que respecta a la información científica, esta debe de haber sido redactada por expertos y exponer un hecho sobre el que haya un consenso por parte de la comunidad científica.
  • Cuando las webs traten temas de carácter financiero, este debe de provenir de fuentes fiables y dignas de confianza, además de contar con un actualización regular.
  • Respecto a las páginas que ofrezcan consejos que puedan tener un gran impacto en la vida de las personas – citando por ejemplo a páginas que ofrezcan consejos parentales por el impacto que pueden tener en el futuro de la familia y su felicidad- también han de ser redactados por personas que puedan considerarse “expertos” en la materia.
  • Todas las páginas relacionadas con hobbies y actividades que requieran cierto grado de profesionalidad -aprender a tocar la guitarra o fotografía, por ejemplo- también requieren un creador con alto grado de experiencia a ojos de Google.

Aunque, por parte de Google también se destaca que existen otro tipo de páginas que no requieren un alto grado de experiencia y formación formal. Por ejemplo, en el caso de las páginas de reviews muy detalladas o en foros en los que se comparta experiencias personales con el objetivo de ayudar al resto de usuarios en la misma situación.

 

¿Cómo aplicamos esta teoría a nuestros contenidos?

Sin duda, el punto en el que tenemos que focalizar nuestros esfuerzos si aspiramos a tener un buen Page Quality Rating es el contenido. A continuación tienes una serie de tips para que empieces a mejorar la calidad de tus textos:

  • Pregúntate si tu contenido ofrece un valor real para tus usuarios y evita por todos los medios el “thin content”.
  • Redacción + Organización: Asegúrate de ofrecer un contenido bien organizado, utilizando subsecciones y encabezados (h1, h2, h3…). Por supuesto, repasa siempre todo en busca de erratas y actualiza constantemente los links rotos. En este punto considera buscar un redactor especializado en SEO si necesitas ayuda con tus contenidos, tu dominio lo agradecerá.
  • En el caso de no contar con expertos, asegúrate de citar e incluir links a webs fiables.
  • Actualiza tus contenidos de forma regular y añade nueva información relevante si es necesario.
  • Incluye enlaces, especialmente si van a páginas con autoridad. De esta forma ganarás credibilidad.
  • Utiliza imágenes y vídeo si es necesario y no olvides incluir textos alt o transcripciones si es necesario.

 

Agenciadeseo

¿Quieres mejorar tu Page Quality Rating? En Agenciadeseo contamos con el equipo y las herramientas necesarias para ayudarte a hacerlo. Te ofrecemos un análisis a tu medida para detectar todos los puntos de mejora de tu web. En base a esos datos crearemos soluciones y estrategias en base a tus necesidades, adaptándonos siempre a tu presupuesto, te explicamos cómo aplicarlas o podemos ocuparnos nosotros mismos por ti. ¡Consúltanos sin compromiso!

13 + 3 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies