¿Hablamos?

 

Google Stadia: ¿El futuro del gaming?

 

Google Stadia pretende revolucionar el mundo del gaming. ¿Cómo? Mediante una plataforma que permitirá a jugadores de cualquier parte del mundo acceder a un catálogo de videojuegos en streaming desde su navegador.

Después de muchos rumores, filtraciones de mandos y la promesa de una beta para jugar al Assassin’s Creed Odyssey desde cualquier soporte con acceso a Google Chrome, el anuncio de Stadia ha puesto alguna que otra duda sobre la mesa.

¿Es el futuro del gaming? En este post intentaremos dar respuesta a esta y otras muchas preguntas, empezando por qué es exactamente Stadia y compartiendo con vosotros todo lo que sabemos sobre esta plataforma.

 

¿Qué es Stadia?

Google promete una plataforma de videojuegos en streaming -creada con Ubisoft, por lo que podemos esperar caramelitos como todos los Assasin’s Creed o Far Cry- que sería capaz de soportar juegos triple AAA en una resolución FullHD a 60 fotogramas por segundo a través de Google Chrome.

Pero… ¿Cómo es posible? Esta tecnología lleva planteándose desde los orígenes de Google Chrome, que fue desarrollado como una plataforma de apps. El objetivo de poder ofrecer juegos de alta calidad se planteó hace más de 10 años.

¿Qué ha cambiado? Ahora Google sí que tiene la posibilidad de brindar este servicio gracias a una red de infraestructura que conecta a toda la población mundial.

Se diferencia de otras plataformas como Steam o Epic Games en que conecta al jugador directamente con esta red y en que, además,  está abierta a todo tipo de usuarios. Y es que lo más novedoso de Google Stadia es que no necesita ningún tipo de dispositivo externo. Es decir, jugaremos sin consola.

El proceso será tan sencillo como estar viendo un gameplay y pulsar un botón para unirnos a la partida. Además, es compatible con cualquier tipo de dispositivo o pantalla, tan solo necesitaremos tener acceso a Google Chrome.

 

Algunas preguntas y respuestas sobre Google Stadia

Recopilamos algunas de las principales dudas que ha acompañado a Stadia desde su presentación respondidas por le propio Google:

  1. ¿Con qué soporte e infraestructura física cuenta la plataforma?: Se gestiona desde el centro de datos de Google y cuenta con más de 7.500 nodos en todo el mundo. Esto permitirá que la latencia (el desfase temporal entre el servidor y nuestro dispositivo) sea mínima.
  2. ¿Qué catálogo encontraremos?: De momento lo único que sabemos es que Stadia contará con Assassin’s Creed y DOOM. La plataforma ha sido creada en colaboración con Ubisoft por lo que podemos esperar otros títulos célebres de la desarrolladora como Far Cry.
  3. ¿Desde dónde puedo jugar?: Es accesible desde todo tipo de dispositivos como smartphone, tablet, smart tv, portátil…
  4. ¿Necesitaremos algún tipo de hardware adicional?: Podremos jugar con cualquier tipo de mando USB aunque si queremos reducir la latencia al mínimo es recomendable optar por el mando oficial.
  5. ¿Qué conexión requiere?: Stadia requiere conexión permanente al tratarse de un servicio que se ofrece únicamente en streaming. Para jugar en 4k necesitaremos al menos 30Mbps, por ejemplo.
  6. ¿Tendremos opción multijugador?: De momento podemos confirmar que la plataforma tiene multijugador online aunque desconocemos si ofrecerá la opción de local.
  7. ¿Podremos crear nuestros propios juegos?: Google ha hecho especial hincapié en hacer un llamamiento a desarrolladores de todo el mundo para que empiecen a crear ya sus propios juegos. En la plataforma Stadia.dev ofrecerán documentación y herramientas para ellos.

 

Los pros y contras de Stadia

Google ofrece una prueba de dos meses gratis de Stadia por lo que mi consejo es que le des una oportunidad y juzgues por ti mismo. Por mi parte ya lo he probado y he visto algunos puntos a favor… Y otros tantos en contra. Empezamos con los puntos a favor:

  1. No es necesario tener consola: Un gran pro es que con tan solo un ordenador o Smart TV y conexión a internet ya podremos jugar.
  2. Juegazos: Assassin’s Creed, Borderlands, Destiny 2, Final Fantasy XV… El catálogo no es demasiado extenso pero hay cositas interensantes.
  3. 4K y 60 fotogramas por segundo: Los juegos se ven de lujo.

Una vez que hemos vistos los pros es hora de pasar a los contras. Estas son las razones que hacen que Google Stadia no acabe de convencerme:

  1. Es necesaria una conexión a internet SIEMPRE: No contamos con la posibilidad de descargar los juegos para poder jugar offline.
  2. Dependemos de nuestro ancho de banda: Como siempre que se juega online, por supuesto. Pero es importante tener en cuenta que necesitaremos una buena conexión en todo momento simplemente para jugar.
  3. Si quieres jugar bien… Una consola es más rentable: Sí, puedes jugar desde tu portátil pero para una buena experiencia es altamente recomendable contar con el pack pro compuesto por un Chromecast y un mando pro que cuesta 99€ a lo que tienes que sumar los 9€ de suscripción mensual
  4. Los juegos se pagan a parte: ¡Ojo! Google Stadia no es un servicio de suscripción tipo Netflix o HBO en el que pagues por un barra libre de todo su catálogo, tendrás que pagar por los juegos como con cualquier consola.

En resumen, Stadia es una buena opción para jugar a videojuegos con amigos o compañeros de trabajo que no suelen jugar a videojuegos. Para mi una de las mejores bazas es que prácticamente cualquiera puede jugarlo por lo que es perfecto para echar alguna partida sin pretensiones con amigos. Sin embargo, en mi opinión dista mucho de poder sustituir a una consola.

 

¿Es el futuro del gaming?

Con los datos que tenemos ahora mismo podemos afirmar que Google Stadia es una opción a tener en cuenta. Sin embargo, aún nos quedan algunas dudas importantes.

Una de la que más preocupa a los jugadores es si se podrán importar los juegos de otras plataformas como Steam o Epic Games. Podemos estar prácticamente seguros de que encontraremos los mismos títulos en Google Stadia pero importar directamente todos los datos no parece demasiado factible.

¿Qué haremos entonces con nuestros logros y -más importante- con el dinero invertido en otras plataformas? Parece que Google tendrá que hacer un gran esfuerzo para convencer a los jugadores de Fortnite de empezar de 0. Aunque, quizá así podamos durar más de un minuto en el Battle Royal de moda.

Del mismo modo, hay un desconcierto general en torno al precio. ¿Pagaremos por un servicio que nos permitirá acceso directo a todo el catálogo? Esto nos hace plantearnos cómo sería rentable para los desarrolladores. Mientras que, si tenemos que pagar una cuota por el servicio y comprar cada título, Google tendría que ofrecer un algo realmente interesante.

Por otro lado, aunque los datos afirman que podremos jugar desde cualquier tipo de soporte con Google Chrome permitirnos sospechar que una tablet no esté igual de preparada para soportar juegos triple AAA que un ordenador gaming. ¿Realmente se está democratizando el mundo del videojuego? No podemos evitar pensar en un multijugador poco equilibrado en los que se “machaca” al amateur.

Del mismo modo, al intentar predecir el éxito o fracaso de la incursión gamer de Google volvemos al eterno debate sobre si el soporte digital se acabará imponiendo en el mundo del videojuego. Aunque los códigos de descarga llevan funcionando desde hace años, muchos jugadores siguen prefiriendo comprar sus discos y cartuchos en formato físico.

 

4 + 12 =