Para el mundo de las empresas, la responsabilidad social empresarial es un aspecto bastante moderno que comenzó a la vez que la transformación digital.

A día de hoy muchas compañías, tanto grandes como pequeñas, se preocupan por ser socialmente responsables. Pero, ¿Qué es la responsabilidad social empresarial y cómo implementarla?

¿Qué es la responsabilidad social empresarial?

La responsabilidad social empresarial (RSE) hace referencia a las obligaciones y compromisos de las empresas. De manera general suele tomar las bases de una filosofía de respeto, ética, que pone en valor el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad.

Este tipo de filosofía adoptada por las empresas comenzó a extenderse en los años 90 en España, pero más concretamente a partir del cambio de siglo. Bien es cierto que las empresas tienen obligaciones legisladas de cara al medio ambiente y a la sostenibilidad, por lo que la responsabilidad social empresarial va más allá y hace que las empresas que la adopten se comprometan más allá de las leyes.

A lo largo de todo este tiempo, las empresas han ampliado cada vez más sus prácticas responsables. El problema empieza en el momento en el que las empresas realizan actos aislados para limpiar su imagen pero no tienen una estrategia de RS E marcada.

Por qué es tan importante la RSE para las empresas

Al hablar de la importancia de la RSE en las empresas hay que dividir estas mismas en grupos para entenderlo. En primer lugar existen las empresas que utilizan la responsabilidad social empresarial para favorecer a la misma y las que la usan para mejorar el entorno.

De igual manera, contar con programas dedicados a ser éticamente responsable tiene unas grandes ventajas para las empresas:

Es muy probable que ayude a mejorar el ambiente laboral ya que si la RSE forma parte de la visión de tu negocio, los trabajadores desarrollarán sus labores en un ambiente distendido y amigable en el que ponen en valor en la ética, ell respeto y la tolerancia a la vez que la organización.

Esto influye en el posible incremento de la confianza de los clientes potenciales, ya que una empresa socialmente responsable es mucho menos propensa a tener daños de imagen y críticas.

Así también afecta en el posicionamiento, ya que, contando con calendarios editoriales de contenidos en los que participan los temas sociales y las buenas acciones, hace que la compañía consiga crear seguidores y consumidores más fieles.

¿Cómo puedo ser una empresa socialmente responsable?

El primer paso para conseguir que tu empresa sea socialmente responsable es conocer de qué trata este término y qué impactos puede tener en la compañía.

Por ejemplo algunas de las características de las compañías socialmente responsables son:

  • Competencia leal.
  • Difusión de sus valores
  • Condiciones laborables compatibles con la buena calidad de vida
  • Apoyo a varias causas sociales
  • El cuidado ambiental, etc.

Pero a parte de conocer estas características existen otros parámetros por los que podemos medir la RSE como por ejemplo:

  • Explorar los grupos de interés y las actividades, ya que los programas de responsabilidad social están ligados a comunidades específicas y una empresa socialmente responsable puede ayudar. Para ello planifica acciones y actividades.
  • Establecer objetivos y metas. Todos los proyectos relacionados con la RSE tienen que contemplar unos objetivos y metas realistas, deben gestionarse como el resto de áreas de un negocio para así identificar dónde pueden mejorar de cara a las nuevas acciones.
  • Medir los resultados el seguimiento de estas acciones es indispensable a la hora de implementar estrategias de responsabilidad social empresarial para saber si está funcionando adecuadamente
  • La comunicación es esencial para desarrollar un programa de responsabilidad social. Es interesante compartir y difundir estas acciones con tu comunidad.

En España existe una estrategia de Responsabilidad Social Empresarial creada por el gobierno y aprobada en 2014 que consta de un documento que explica las medidas dirigidas a impulsar el desarrollo de las prácticas responsables, tanto en organizaciones públicas como privadas, para fomentar la competitividad, la sostenibilidad y la integración.

En este documento explica la Estrategia Española de responsabilidad social de las empresas, que pretende favorecer el desarrollo de las prácticas responsables en el ámbito público y privado. Sus objetivos se pueden resumir en la contribución al desarrollo sostenible de la sociedad española, impulsando modelos de gestión responsables ayudados de los índices de sostenibilidad internacional y alineados con las estrategias internacionales de sostenibilidad.