¿Cómo saber quién es tu competencia? (Desde un punto de vista SEO)

 

¿Sabes quién es realmente tu competencia en SEO? En teoría, el dueño o la dueña de cualquier negocio debería de saber perfectamente contra quién se juega el pan pero… ¿Lo saben realmente? Voy a representar una conversación que se da muy a menudo con potenciales clientes:

  • ¿Tienes un negocio online y quieres contratar un servicio SEO para vender más? Perfecto, para orientarnos solo necesitamos que nos resuelvas un par de dudas. Por ejemplo, ¿podéis decirnos quiénes son tus principales competidores?
  • Sí, claro. (casi siempre) Amazon, (si es una tienda de ropa) Inditex, (si es un pequeño negocio de cualquier sector) “Empresa líder del sector”.

Es cierto que según la definición clásica de competencia tus competidores serían tanto aquellos que ofrecen tu mismo servicio/producto o un equivalente o aquellos que ofrecen un producto/servicio diferente pero sustitutivo. Desde ese punto de vista, claro que tu competencia puede ser Amazon; tuya y a este paso mía, del vecino de enfrente y hasta del gato. Sin embargo, desde el punto de vista SEO la competencia es un concepto ligeramente diferente.

En este artículo te cuento cómo puedes saber quiénes son tus competidores desde el punto de vista SEO y de qué sirve saber con quién te estás midiendo si aspiras a vender más y mejor a través de tu página web.

¿Quiénes son tus competidores en SEO?

Cuando hablamos de competencia desde una perspectiva SEO nos referimos principalmente a dos tipos de negocios:

  1. Aquellos que posicionan o aspiran a posicionar por las mismas palabras clave que tú.
  2. Los negocios que, en tu mismo nivel, cuentan con unas categorías de productos o servicios que coinciden o pueden llegar a coincidir con los tuyos.

Básicamente, tu competencia son aquellas páginas con las que puedes llegar a disputarte en algún momento el posicionamiento en el ranking de Google.

Por ejemplo, si vendes cabeceros de forja, por mucho que sean muebles, tus competidores son otras tiendas de muebles de forja o aquellas (aunque en menor medida) que también vendan este tipo de producto y no IKEA..

¿Por qué? Porque por mucho que la gente haya dejado de comprar tus cabeceros de forja porque le gustan más los de IKEA o les salen más baratos, IKEA no está compitiendo contigo en los resultados de búsqueda de Google.

Sin embargo, puede que tu competidor sea la marca inventada Forjita Manolín que aparece el primero en el ranking de Google cuando alguien busca “cabeceros de forja artesanales” que es precisamente la palabra clave que te interesa trabajar en tu home.

Pero la cosa es todavía mucho más curiosa si le damos una vuelta de tuerca. Imagina que hay una revista de decoración que realmente no se dedica a vender estos productos pero sí que está especializada en hablar sobre muebles de forja. Desde un punto de vista SEO esa revista online que escribe sobre forja sería más tu competencia que IKEA a pesar de que no compartís modelo de negocio.

Por supuesto, aunque resulta un buen ejemplo para ilustrar qué es la competencia SEO, este último ejemplo es muy concreto y poco probable. No obstante, quédate con la clave de que tus mayores competidores siempre serán aquellos que tengan un modelo de negocio similar al tuyo (tanto en tamaño como en tipo de productos/servicios y precios) y estén apostando por las mismas keywords. En segundo plano estarán aquellos que ofrezcan tus mismos productos y servicios pero no estén trabajando la misma estrategia SEO y aquellos que no tengan el mismo tipo de negocio pero sí que compartan keywords contigo.

¿Por qué Amazon, Inditex o IKEA nunca serán tu competencia desde un punto de vista SEO?

A pesar de lo que te he contado en el punto anterior puede que todavía pienses que Amazon, Inditex, IKEA o el equivalente de estas empresas en tu sector es tu competencia. Te imagino pensando algo así: “pero Tania, tengo una marca de moda independiente y vendo camisetas, así que me interesa posicionar por esa palabra clave y a Zara como también”

Alma de cántaro, por mucho que también vendas camisetas como el buque insignia de Inditex, no deberías considerarlo tu competencia. ¿Por qué? Fácil, porque nunca vas a poder competir en igualdad de condiciones; sucede lo mismo que cuando un pequeño negocio se obceca en posicionar conceptos extremadamente genéricos con los primeros puestos copados por páginas de consulta y webs de grandes conglomerados empresariales.

Saber quiénes son tus competidores es tan importante como saber contra quién puedes competir. Ojo, esto no quiere decir que no puedas desplazar en los resultados a alguna de estas webs. Claro que es posible hacerlo para algunas búsquedas pero simplemente no puedes plantear una estrategia SEO queriendo medirte con la creme de la creme.

Tranquilidad, esto no significa que si tienes un negocio modesto tengas que rendirte porque nunca vas a destacar frente a los gigantes. Siempre hay oportunidades de crecimiento y cositas que hacer; lo importante es detectar el nicho adecuado.

¿Por qué es importante conocer a tus competidores SEO?

Después de todo un artículo contándote qué es la competencia en SEO y cómo reconocerla puede que te preguntes para qué necesitas saber todo esto. Simple, porque es un pilar básico para empezar a trabajar tu estrategia de posicionamiento online.

En SEO -como en cualquier otra rama del marketing- damos mucha importancia al análisis de la competencia porque conocer al enemigo es la mejor forma de superarlo. Es importante conocer al milímetro qué están haciendo las webs que ahora mismo están dónde tú quieres aparecer para planear una estrategia.

Con el análisis de la competencia lo primero que podemos descubrir es qué están haciendo bien, por qué se han ganado ese codiciado puesto. Pero, además y mucho más importante, también podemos detectar qué está mal. Analizar los puntos flacos de tus competidores es imprescindible porque precisamente en ese margen de mejora está la oportunidad.

Esta es una técnica que aplico muchísimo cuando trabajo redactando para sectores muy especializados. En muchas ocasiones me topo con textos bien posicionados porque brindan una información muy buena pero que están terriblemente mal redactados. Quizá yo no sepa tanto sobre el tema pero acabo de ganar una fuente o un par y he descubierto el punto flaco. Si soy capaz de redactar un artículo que brinde una información tan buena como la suya pero de una forma mucho más comprensible y Google friendly, el ranking está ganado.

En ecommerce por ejemplo también es habitual encontrarse con que muchos competidores están posicionando pero realmente no tienen apenas textos. Ya imaginas lo que se puede hacer para rebasarlos fácilmente, ¿no?

Pero además, detectar y monitorizar a tu competencia también puede tener otras aplicaciones. Por ejemplo, puedes analizar por qué otras palabras clave están posicionando para encontrar conceptos que quizá no se te habían pasado por la cabeza pero que merece la pena trabajar.

También te ayudan a detectar patrones y otras vías extra para aumentar tus ventas que pueden ir incluso más allá del propio SEO. Por ejemplo, si detectas que todos tus principales competidores están empezando a trabajar las redes sociales de cierta forma… Empieza a valorar cómo puedes incorporar esa tendencia a tus canales.

 

¿Quieres que te ayudemos a impulsar tu estrategia SEO? ¡Confía en los especialistas! Cuéntanos sin compromiso qué necesitas y descubre qué podemos hacer por ti. ¿Hablamos?

1 + 4 =