¿Hablamos?

Conocer las Directrices de calidad de Google es una obligación, hacerles caso es una opción

Contacto

Directrices de calidad de Google

Las directrices de calidad de Google velan por garantizar la calidad de los resultados de búsqueda y por mejorar la experiencia de los usuarios.

Ese es el objetivo principal de Google, que la experiencia de búsqueda de los usuarios sea cuanto más óptima mejor. Después de todo, Google vive fundamentalmente de la publicidad y sin usuarios no hay ingresos publicitarios.

Por ello, siempre que trabaja en una nueva actualización de su algoritmo de búsqueda o realiza algún tipo de penalización a sitios web que nos siguen las directrices de calidad de Google, lo hace pensando en todo momento en los usuarios.

Para mejorar el posicionamiento de nuestra web debemos ceñirnos a estas directrices de calidad, de lo contrario pocas posibilidades tendremos de situar nuestra página entre los primeros resultados de búsqueda.

Junto a las directrices de calidad de Google, hay otro dos tipos de directrices que el buscador también tiene en cuenta a la hora de analizar y valorar un sitio en internet. Estas son las directrices de diseño y contenido y las directrices técnicas, aunque en este artículo solamente vamos a tratar lo concerniente a las directrices de calidad.

Las directrices de calidad van especialmente dirigidas a impedir que se produzcan comportamientos engañosos y a actuar contra las webs que lleven a cabo prácticas fraudulentas. El objetivo es que se creen páginas principalmente para los usuarios y no para los motores de búsqueda, páginas con contenido original e interesante para el público objetivo de un sitio web concreto.

Es decir, hay que destacar por encima del resto de nuestros competidores pero sin recurrir a artimañas que tan solo busquen escalar posiciones en Google y nada más. En este sentido, Google nos revela de manera detallada cuáles las directrices de calidad que tenemos que cumplir, algunas de las cuáles veremos a continuación.

Contenido generado de forma automática

Para Google, “el contenido generado automáticamente es contenido que generan programas informáticos”. Normalmente son textos que no tienen ningún valor para el usuario pero que suelen contener palabras clave o keywords que al propietario del sitio le interesa posicionar en el buscador.

Es una técnica de Black Hat SEO que consiste en añadir contenidos a partir de feeds Atom/RSS o descripciones de productos que usa la competencia. Asimismo, Google considera que es contenido generado automáticamente los textos con sinónimos automáticos o los textos generados a partir de procesos automáticos.

Contenido duplicado

El contenido duplicado es aquel que ciertas webs copian de otras páginas con mayor reputación y lo usan dentro de su propio dominio. Y lo hacen creyendo de que de este modo van a subir posiciones en Google, aunque el efecto que consiguen en justamente todo lo contrario.

Porque Google penaliza el contenido duplicado, y si usas contenidos de otros, tarde o temprano Google se dará cuenta y te penalizará por ello. Lo aconsejable es diseñar una estrategia de contenidos propia, generar contenidos cien por cien originales que supongan un valor añadido para nuestro target.

Contenido copiado es, para Google, tanto coger un texto completo de otro sitio y subirlo al nuestro como usar contenidos de otros que antes de colgar en nuestra página modificamos ligeramente para intentar engañar a Google. Pero Google no es tonto así que ándate con ojo, porque podrías echar por tierra buena parte de tu trabajo por no invertir una pocas horas en generar contenido propio.

Redireccionamientos engañosos

Un redireccionamiento engañoso es cuando un usuario entra una URL y es mandado a otra diferente que se utiliza normalmente para lanzar spam o distribuir malware, entre otras cosas. Google ha empezado recientemente a penalizar este tipo de acciones y, al mismo tiempo, a premiar a quienes siguen un comportamiento ético y no las practican.

Con ello estamos engañando al usuario, y recuerda que uno de los principios de las directrices de calidad de Google es que no intentemos engañar a los internautas y muchos menos a los motores de búsqueda. Por otro lado, también es redireccionamiento engañoso cuando una URL muestra un contenido diferente en un dispositivo móvil que el que recibe el usuario en un ordenador.

Esquemas de enlaces

Los esquemas de enlaces que se emplean con el propósito de manipular el PageRank de una página o su posición en los resultados de búsqueda de Google, representan una de las razones por las que Google puede llegar a penalizar un sitio web. Son ejemplos de esquemas de enlaces que pueden afectar a tu SEO la compra o venta de enlaces, el intercambio excesivo de enlaces o el uso de programa informáticos para crear automáticamente enlaces a tu web.

Nuestro consejo es que dediques tiempo a crear contenido valioso y original que se gane el derecho a gozar de popularidad en internet. Si haces así, muy pronto habrá lectores que valoren como es debido tus contenidos e incluyan enlaces hacia los mismos en otras páginas web relacionadas con tu sector o tu actividad comercial.

Textos y enlaces ocultos

Los textos y enlaces ocultos son aquellos contenidos de una página web que el usuario no puede leer fácilmente o que directamente no llega ni a visualizar. Hay muchas formas de incluir textos y enlaces ocultos en una web: a través de texto del mismo color que el fondo de la página, insertando texto tras una imagen, ocultando un link en un solo carácter, etc.

Todos los textos y enlaces de nuestra web deben ser perfectamente visibles para los usuarios, aunque hay textos ocultos que sí están permitidos como por ejemplo la descripción de una imagen que insertamos en el sitio mediante el uso del atributo alt.

Un truco. Si quieres saber si en una página hay textos o enlaces ocultos de un modo sencillo y rápido, tan solo tienes que presionar las teclas ctrl+a y se seleccionará y resaltará todo el texto de la web, tanto el texto visible como el oculto.

Páginas puerta

Las páginas puerta hacen referencia a diferentes URL que contienen contenidos similares y se utilizan para posicionar diferentes palabras clave que guardan relación entre sí. Un ejemplo claro sería el de páginas puerta de una empresa que quiere posicionarse por nombres de ciudades y crea webs como “abogados en Sevilla”, “abogados en Madrid”, “abogados en Barcelona” y “abogados en Valencia”.

Google penaliza a las webs que usan las páginas puerta para acaparar los primeros puestos del buscador, precisamente porque son webs que no tienen intención alguna de ofrecer contenidos interesantes para los usuarios y solo quieren escalar posiciones en el buscador de una manera o de otra.

Key Stuffing o uso excesivo de palabras clave

El uso excesivo de palabras clave, también conocido como Key Stuffing, es una práctica poco recomendable que consiste en repetir una y otra vez las mismas palabras o frases en una página con la única intención de mejorar el posicionamiento del sitio por ciertas keywords.

Esta optimización exagerada de palabras clave no está bien vista por Google y, además, es fácilmente detectable por lo que es una de las primeras cosas que has de evitar al generar contenidos para tu web. También son ejemplos para Google del uso excesivo de palabras clave los listados de números de teléfono sin valor añadido o los bloques de texto con listados de ciudades por las que nos interesa posicionarnos.

Páginas con contenido malicioso

La creación de páginas con contenido malicioso es, claro está, otros de los aspectos a los que Google alude entre sus directrices de calidad. Una página con contenido malicioso es, por ejemplo, la que descarga archivos al ordenador del usuario sin que éste haya prestado su consentimiento, como pueden ser troyanos, virus o cualquier tipo de software que persiga oscuras intenciones.

Y es que para Google no solo es importante que la experiencia de búsqueda de los usuarios sea lo óptima posible, sino que también se afana por mantener su seguridad en internet.

Directrices para spam generado por usuarios

En último lugar vamos a hablar de directrices de calidad que más que advertir a los propietarios de webs de cómo hacer las cosas correctamente, lo que hacen es ofrecerles recomendaciones sobre cómo actuar frente al spam generado por los usuarios.

Para evitar comentarios con spam lo ideal es deshabilitar los comentarios en tu sitio, pero si tienes un tipo de web que necesariamente vive de los comentarios de los usuarios, entonces deberías activar la moderación de comentarios para que solo se muestren aquellos comentarios que no son spam.

12 + 11 =

AGENCIA SEO

 

Si quieres hablar con nosotros sólo tienes que usar este formulario de contacto, atenderemos cualquier pregunta que quieras hacernos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies